SEMANA CONSTITUCIONAL

LA SEMANA CONSTITUCIONAL – La instalación de la Convención

Santiago, 04 julio 2021

Las fuerzas de izquierda, independientes y los pueblos originarios que conviven al interior de la Convención Constituyente, hicieron sentir todo su peso en la sesión de instalación al elegir este domingo a Elisa Loncón como la primera presidenta de la instancia que redactará la nueva carta magna.

La académica mapuche de la Universidad de Santiago se impuso en una segunda votación por 96 sufragios al candidato de Chile Vamos, Harry Jürgensen, quien obtuvo 33, y a Patricia Politzer de Independientes No Neutrales, que alcanzó 18 preferencias.

La elección de Loncón -que estuvo cargada de simbolismos en un día en que se conmemoró la instalación del primer Congreso Nacional hace 210 años-, viene a reafirmar el poder que el mundo social, la izquierda y la centroizquierda tendrá a la hora de definir los contenidos que se privilegiarán en la nueva Carta Magna. Pero también el escaso margen de acción de la derecha.

Todo apunta a que si los 37 convencionales ligados a la UDI, RN y el Partido Republicano quieren que algunos de los temas que les interesan sean tomados en cuenta, deberán buscar la manera de tender puentes para dialogar con los demás.  

En su primera alocución como presidenta electa, Loncón dio luces de lo que serán sus prioridades y destacó que intentará imprimirle un sello “plurinacional”, “intercultural”, “feminista” y “verde” a su trabajo. Conceptos que van en la línea de lo que las organizaciones sociales demandaron durante las protestas del estallido social y que fueron tratadas durante las reuniones que los “constituyentes autoconvocados” tuvieron previo a la instalación de la convención.

Posteriormente fue el turno de elegir al vicepresidente y luego de tres votaciones resultó electo el abogado constitucionalista ligado al Frente Amplio, Jaime Bassa. El profesional destacó el respaldo que recibió y agradeció “esta jornada democrática que de alguna manera nos da esperanza de construir entre todas, todos y todes un futuro distinto, un país más justo, más inclusivo y más igualitario”.

Antes de que finalizara la sesión inaugural, que ocurrió recién pasadas las 19 horas, la presidenta y el vicepresidente anunciaron que mañana a las 15 horas se reunirán con la secretaría técnica para evaluar el funcionamiento de la instancia y analizar la ampliación de la directiva de dos a cinco o siete miembros. 

Además, señalaron que discutirán la manera de interceder por los “presos de la revuelta” y que al menos por esta semana, la convención sesionará presencialmente el martes, miércoles y jueves de 10: 00 a 17 horas.

Comienzo accidentado

Pero la puesta en marcha de la instancia constitucional no fue fácil. Se esperaba que la primera sesión comenzara a las 10 horas, pero varios grupos decidieron llegar marchando hasta el edificio del Congreso en Santiago, lugar de la instalación, lo que retrasó el programa. Como era de esperarse, y pese a que esta vez las fuerzas policiales tuvieron un actuar pasivo, se registraron incidentes en las cercanías de la sede del parlamento porque algunos manifestantes intentaron sobrepasar el perímetro de seguridad lo que obligó a la intervención de las Fuerzas Especiales de Carabineros.

Ello generó una serie de reclamos, principalmente de los convencionales de la Lista del Pueblo, quienes acusaron violencia excesiva por parte de la policía uniformada y amenazaron con no proseguir con la ceremonia mientras no terminara “la represión”. La relatora de Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), Carmen Gloria Valladares, quien tuvo la responsabilidad de presidir la instalación, fue increpada duramente por una de las constituyentes, y con una templanza admirable tomó la decisión de suspender el acto a la espera de establecer la veracidad de las denuncias y logró calmar los ánimos.

Pasado el mediodía un video difundido por las redes sociales dio cuenta de que la convencional, Giovanna Grandón, conocida como la Tía Pikachu, intentó que los manifestantes depusieran las protestas, pero le habrían respondido con insultos y empujones.

Si bien la demanda de un grupo menor de la lista del pueblo era que se retiraran los funcionarios de Fuerzas Especiales del entorno del edificio del Congreso en Santiago, finalmente cerca de las 13 horas, la situación se normalizó y Valladares informó que no había detenidos ni lesionados y conminó a los convencionales a tomar asiento para seguir con la ceremonia.

De ahí en más, los elegidos bajaron las revoluciones para aceptar el mandato de asumir sus cargos y comenzaron con la votación de los candidatos a la presidencia primero y luego a la vicepresidencia.

El perfil de la presidenta

Elisa Loncón Antileo es profesora de inglés con estudios de postgrado en Chile y el extranjero, que incluyen el Instituto Internacional de Estudios Sociales de La Haya, la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa (México), un doctorado en humanidades por la Universidad de Leiden y un doctorado en literatura por la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Pertenece a la Comunidad Lefweluan de Traiguén, región de la Araucanía, tiene 58 años, y se desempeña como académica de la Universidad de Santiago (Usach) y de la Universidad de Chile. Si bien es independiente políticamente, se le ha vinculado a la exConcertación, porque su hermano, el abogado Lautaro Loncón, es secretario indígena del PPD y ocupó varios cargos en las administraciones de la centro izquierda.

Elisa Loncón siempre ha sido activista de los derechos mapuche, de hecho participó del Consejo de Todas las Tierras dirigido por Aucán Huilcamán, y fue parte del grupo que diseñó la bandera Wenufoye, que representa a su pueblo.

En su currículum figuran decenas de publicaciones académicas, más de 20 libros como autora y coautora, investigaciones y asesorías a gobiernos extranjeros, la Unesco, y otras organizaciones sobre educación multicultural.

Accedió a la convención constitucional al ganar un escaño reservado para el pueblo mapuche en la macrozona 1 que incluye las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y Maule. Obtuvo 11.708 votos que representan el 5,37% del universo electoral en que participó.

En la sesión de instalación de la convención constitucional fue elegida en una segunda votación como presidenta con 98 preferencias. 

En su discurso de apertura destacó la diversidad de la convención y lo que se espera de ella “Nosotros estamos muy felices por esta fuerza que nos dan, pero esta fuerza es para todo el pueblo de Chile, para todos los sectores, para todas las regiones, para todos los pueblos y las naciones originarias que nos acompañan. Este saludo es también para la diversidad sexual, este saludo es para las mujeres que caminaron en contra de todo sistema de dominación”, añadió.

Loncón enfatizó que en este organismo “estamos instalando una manera de ser plural, una manera de ser democrático, una manera de ser participativos. Por eso esta Convención que hoy día me toca presidir transformará Chile en un Chile plurinacional, en un Chile intercultural, en un Chile que no atente contra los derechos de las mujeres, en un Chile que cuide la madre Tierra, en un Chile que también limpie las aguas”.

“Este sueño es un sueño de nuestros antepasados, este sueño se hace realidad. Es posible, hermanas y hermanos, compañeras y compañeros, refundar este Chile, establecer una nueva relación entre el pueblo mapuche, las naciones originarias y todas las naciones que conforman este país”, añadió.

Al ser elegida tuvo un discurso bastante más radical que el que expresó en su toma de posesión de la presidencia de la convención, donde destacan su posición favorable para que sean liberados los presos por hechos ocurrido durante el estallido social; firmó la declaración de 34 constituyentes de la Vocería de Los Pueblos, en la que se llama a desconocer las reglas del acuerdo del 15-N.

En cuanto al conflicto de tierras en la zona sur ha dicho que el “Estado de Chile nos aplicó una política genocida”, y que debiera dar alguna reparación, “como lo hicieron en Canadá, Australia y Nueva Zelanda”. “En el fondo no se está atendiendo el problema, que es la devolución de las tierras a las comunidades mapuche. Aquí está instalada la violencia, no por las comunidades, sino desde el Gobierno”. En esa línea no reconoce responsabilidad de su pueblo en hechos de violencia “el gobierno en el Wallmapu persigue a los mapuche, los encarcela y califica de terroristas sin respetar la presunción de inocencia, hay personas que han pasado años encarceladas sin pruebas y sin haber cometido los delitos. Pero la violencia estatal es todavía más profunda contra los mapuche si consideramos la pobreza, la imposición lingüística y la violencia contra el ecosistema que afecta la vida mapuche”.

El vicepresidente

Jaime Bassa Mercado es abogado de la Universidad Católica de Chile, doctor en derecho de la Universidad de Barcelona. Es académico de la Universidad de Valparaíso. Tiene 44 años y es un colaborador permanente del debate legislativo en el Congreso Nacional en materias constitucionales. 

Formó parte de la coordinadora “marca tu voto” que en las elecciones de 2013 propuso la instalación de una cuarta urna con el propósito de abrir un proceso constituyente. También estuvo a cargo de la iniciativa Tu Constitución, impulsada por el exPresidente Ricardo Lagos y que cumplió el rol de recopilar información de la ciudadanía sobre los cambios que necesitaba la Constitución.

Siempre fue crítico de la Constitución de 1980. Para sostener su teoría escribió el libro “Elementos para una teoría constitucional democrática” donde analiza la paradoja constante que representa la constitución chilena: “Su diseño fundamental responde a las lógicas del período en el que fue concebida, marcado por una profunda desconfianza hacia la democracia; a pesar de lo anterior, los gobiernos que siguieron a la dictadura conservaron parte importante de sus formas y, por qué no decirlo, de sus fondos, a pesar de obedecer a lógicas contradictorias con sus programas de gobierno y con el propio régimen político que aspiraban consolidar”.

Esta paradoja, explica el autor, tiene una manifestación normativa concreta: “la carta ha sido sometida a un permanente e inorgánico proceso de reformas, desfigurando ciertos elementos del modelo constitucional de la dictadura, pero conservando otros. A pesar de las decenas de reformas, la Constitución sigue sin satisfacer el estándar mínimo de legitimidad democrática que se le demanda. Esta radica tanto en su origen, como en su diseño y aplicación, contaminando todo el ordenamiento constitucional, al forzar falsos consensos sobre las cuestiones fundamentales de la convivencia democrática”.

“Parte de la solución de este déficit de legitimidad que afecta al ordenamiento constitucional radica en la elaboración de una nueva constitución, a través de un procedimiento que garantice la más amplia participación democrática. Sin embargo, la constitución vigente ejerció una tremenda influencia en la configuración de la cultura jurídica chilena, por lo que una nueva constitución debe ser complementada con la identificación de aquellos elementos que condicionan una práctica constitucional más cercana a las claves de la dictadura que a la democracia”, agrega.

Postuló como independiente a la Convención Constitucional en la lista Apruebo Dignidad en un cupo de Convergencia Social (partido de Gabriel Boric, de quien es muy cercano y hoy lo apoya en su candidatura presidencial) por el distrito 7 que representa a las comunas de Valparaíso, Concón, Viña del Mar, Algarrobo, Cartagena, Casablanca, El Quisco, El Tabo, San Antonio, Santo Domingo, Isla de Pascua y Juan Fernández. Resulto elegido con la primera mayoría al sumar 43.507 votos con un 13.1% del universo electoral que participó.

Uno hecho anecdótico en su carrera se produjo en el año 2018 cuando concurrió al Congreso a exponer como experto en la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados sobre gastos de las fuerzas armadas y fue criticado por dos parlamentarios por presentarse sin corbata ni chaqueta.