SEMANA CONSTITUCIONAL

LA SEMANA CONSTITUCIONAL – 2/3

Santiago, 20 agosto de 2021

Nació al alero de las manifestaciones en el marco del estallido social, se desarrolló como un espacio en contra del Acuerdo de Paz Social y fue aglutinando candidaturas independientes de izquierda y extrema izquierda a favor del “apruebo” que le permitieron instalarse en la Convención Constitucional como una de las principales fuerzas políticas. 

Sin embargo, en las últimas semanas una serie de roces, polémicas por la fallida nominación presidencial de Cristián Cuevas y fugas de sus ahora ex miembros -renunciaron 9 de los 27 que tenían-, han dejado al desnudo la fragilidad de la Lista del Pueblo. 

Este miércoles la agrupación sufrió el alejamiento de dos de sus miembros más reconocidos: Helmuth Martínez y María Rivera. Mientras el primero acusó falta de coordinación y articulación, la segunda lamentó que peleas burocráticas hayan hecho perder la posibilidad de presentar una candidatura presidencial que vaya en una senda distinta a la que ofrecen Boric, Sichel y Provoste. 

A ello se suman las complicaciones que están teniendo sus tres precandidatos presidenciales -Diego Ancalao, Soledad Mella e Ingrid Conejeros- para reunir las firmas suficientes que les permitan inscribir sus candidaturas ante el Servicio Electoral (Servel) el próximo lunes, lo que da cuenta de que por ahora hay más dudas que certezas en la Lista del Pueblo. 

Pero independiente de las polémicas, y de que lo que pase con ellos desvía un poco la atención de lo que realmente importa que es la discusión constitucional, esta semana pasaron cosas importantes en la Convención. 

Entre ellas lo que ocurrió en la subcomisión de Reglamento, que ratificó que el quórum será de 2/3 para aprobar las normas constitucionales y no de 4/7 como lo proponian algunos constituyentes. Además, se acordó que todos los cargos de la mesa directiva serán reemplazados a los seis meses. 

La decisión, eso sí, deberá ser ratificada por el pleno del organismo. Algo que de seguro no estará exento de intensas discusiones pues han sido varios los constituyentes -incluso el Partido Comunista propuso paralizar la Convención- que han llamado a zafarse de la regla de los 2/3. 

Otro de los hechos que marcó la semana fue el cambio de opinión que tuvo la comisión de Derechos Humanos. Y es que tras aprobar un veto político para excluir de la instancia al exalmirante Jorge Arancibia, la dejaron sin efecto. 

A cambio de eso el pidieron al exuniformado mantenerse en la subcomisión de marco normativo, que no tiene dentro de sus responsabilidades escuchar a víctimas de violaciones de Derechos Humanos. 

Pese a que había deslizado su intención de presentar acciones legales por su exclusión, Arancibia aceptó participar en la subcomisión y dio por cerrado el tema. 

Pero si de gestos significativos se trata, esa es la carta abierta que 15 convencionales de Chile Vamos enviaron a los representantes de los Pueblos Originarios. En ella los miembros de RN y Evópoli hicieron una autocrítica por no haber “sido capaces de entender la mirada” de sus pares mapuche, aymara y quechua, entre otras etnias. 

Asimismo, en la misiva añadieron que “Chile tiene una deuda histórica y nos comprometemos a contribuir a su solución”, lo que da cuenta del giro que está dando parte de la derecha, que confluye en acuerdos y que busca priorizar el diálogo sin exclusiones. 

También hubo novedades con la comisión de Ética, que estableció la prohibición de que los convencionales tengan un trabajo adicional a la labor que están desempeñando. La excepción, eso sí, correrá en favor de quienes realicen actividades docentes que deberán reducirlas de 12 a 8 horas. 

La decisión que se tomó ahora deberá ser aprobada por el pleno de la Convención.